Fotografía de directo

Capturar la fuerza o el intimismo que desprende un concierto no es una tarea fácil: coordinación con los técnicos de luces, no interferir en el show, no molestar al público... Son solo algunas de las cosas de las que hay que estar pendiente, además, claro, de capturar los momentos que ocurren sobre las tablas.

Por eso un buen fotógrafo de conciertos tiene que estar ahí sin que se le vea, saber manejar bien su equipo, y tener muy claro cuales son las tomas que más os favorecen.

Contacto
Previous
Next